Sucesiones

por Estudio Tajman - Diego Tajman Abogados Asociados

La sucesión es la transmisión de los derechos activos y pasivos que componen la herencia de una persona muerta, a la persona que sobrevive, a la cual la ley o el testador llama para recibirla. Es decir, la sucesión es la continuación patrimonial de quien fallece (causante) a quien lo hereda (sucesor). De ello que quien se convierte en un sucesor, asume las mismas obligaciones y adquiere los mismos derechos de los que gozaba el causante.

Hay dos tipos de herederos, los que designa la ley y los que designa el causante a través de un acto de última voluntad o testamento. En el primero de los casos hereda los descendientes del causante (hijos y nietos), los ascendientes (padres o abuelos), el cónyuge supérstite o los parientes colaterales hasta el cuarto grado (tíos y primos), siempre en el orden precedente, excluyendo el mas cercano al mas lejano en relación al parentesco.

En el segundo de los casos hereda quien es designado por el causante a tal fin.
Vale aclarar que los descendientes, ascendientes y conyugues no pueden ser privados totalmente de sus respectivas porciones hereditarias por actos de ultima voluntad del causante, ya que la ley protege a estas personas asegurándoles una parte de la herencia de la que el causante no puede disponer de manera alguna.

El juez competente en materia sucesoria será el del último domicilio del causante. En este orden de ideas, estamos hablando del domicilio que figura en su documento y no de donde efectivamente habito hasta su muerte.
La documentación necesaria para poder iniciar la sucesión es:

  • Certificado de defunción.
  • Partida de nacimiento a los fines de acreditar el vinculo con el causante.
  • De encontrarse en su poder, los títulos de los bienes a heredar.

Si posee alguna consulta o desea ser asesorado por un profesional con experiencia en este tipo de procesos no dude en hacerlo en la seccion de Contacto, o a nuestros Telefonos.